7 cosas que necesitas para disfrutar los primeros años de matrimonio.

Imagen de unsplash.com




El matrimonio es sin duda uno de los grandes pasos que da cualquier persona y que es producto de una gran reflexión, al menos en la mayoría de los casos. A diferencia de nuestra etapa de soltería, el matrimonio está basado en un compromiso, que debe estar basado en el amor, este compromiso nos ayuda a integrar un elemento que quizás no es habitual para muchas personas, y es la estabilidad.  Los primeros años de matrimonio si no se saben llevar, pueden originar situaciones de tensión que pueden poner en riesgo la permanencia en el tiempo de la relación, es por ello que a continuación te daremos 7 consejos para que puedas disfrutar los primeros años de tu vida con la persona amada.

 
1. ¡Disfruta todo!

Es primordial disfrutar todo lo que se hace, viajar, comer, dormir, la sexualidad, el trabajo ¡Todo! Sin duda, que la actitud con la que enfrentemos esta nueva etapa de la vida contribuirá en nuestra felicidad. Muchas veces los cambios, sobre todo cuando involucran responsabilidad, nuevos paradigmas, costumbres, entre otras, generan resistencia, y por supuesto que a esto no escapa el matrimonio, por lo cual te recomendamos disfrutar todo lo que se haga.

 
2. ¡El plan es ser felices juntos!

Cuando el objetivo de uno es hacer feliz al otro, es mucho lo que se ha ganado. Nuestra principal motivación debe ser ver siempre una sonrisa en el rostro de la persona que amamos, y aunque no será posible en todos los casos, siempre debemos procurar esa meta se pueda conquistar.

 
3. ¡Cuida tu lenguaje!

En el matrimonio es esencial lo que decimos, y no solamente debemos prestar atención a lo que decimos con las palabras, sino también a lo que decimos con nuestra forma de hablar y actitud. El hecho de que dos personas con crianzas diferentes se unan, los hará siempre proclives a la aparición de conflictos. Las diferentes maneras de pensar pueden crear situaciones de tensión dentro de la pareja. Por lo tanto, debemos en lo posible hablar en voz pausada, evitar la confrontación. Sin embargo, esto no quiere decir que vayas a abandonar la defensa de tu punto de vista ante cualquier circunstancia, pero si debes hacerlo con tranquilidad y colocarte en los zapatos de tu pareja, procura entender sus acciones.

 
4. ¡Evita la rutina!

Dentro del matrimonio, no solamente en los primeros años, es muy importante evitar que la rutina se apropie de la relación. Para ello es importante que se busquen las maneras de hacer cosas diferentes, valorar el tiempo juntos pero haciendo cosas nuevas. La rutina puede contaminar muchos aspectos del matrimonio, por lo que es muy importante no permitir que eso eso suceda. Procuren salir a comer al menos una vez al mes, cambien la distribución del mobiliario del hogar, sorpréndase mutuamente integrando elementos eróticos al acto sexual y que sean del agrado de los dos. Si en los primeros años intentas sacar a la rutina del hogar, esta se mantendrá fuera hasta que la muerte los separe. 

Imagen de pexels.com
 
5. ¡Di lo que sientes! ¡No supongas!

Todos los especialistas en terapia de pareja llegan a la conclusión de que si no existe una buena comunicación el matrimonio irá al fracaso. Por lo tanto, la sinceridad es un valor que siempre debe acompañarte con tu pareja. Mientras más tiempo pase en aclararse una situación, más tiempo pasará en resolverse. En este, como en otros casos, la influencia del hogar particular de cada uno es principal, y aunque nuestra base no sea la mejor, siempre podemos ayudarnos mutuamente a mejor nuestra relación.

 
6. “Tal como es”.

No llegues al matrimonio con la intención de cambiar la forma de ser de tu pareja. Cuando una persona se casa y piensa modificar hábitos, manera de pensar, gustos y criterios del otro, está firmando su sentencia de insatisfacción y frustración. La recomendación es que aceptes a tu pareja tal como es, por supuesto que habrá cosas que cambiar, pero debes ser inteligente, y sutilmente evaluar qué cosas pudiesen ser susceptibles de ser cambiadas y cuáles no.

¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Responsable: luzbrisa.com Finalidad: envío de contenidos informativos de negocios, emprendimiento, superación y correos comerciales. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a [email protected] Para más información consulta nuestra política de privacidad.

 
 7. Son un equipo, no oponentes.

En algunas oportunidades podríamos ver a nuestra pareja como un oponente a nuestra forma de pensar y ser. En los primeros años de matrimonio debemos eliminar conscientemente cualquier posibilidad de discordia, y aunque esto no quiere decir que no aparecerá, esta debería surgir sola, sin que nosotros contribuyamos a su aparición. No debemos crear escenarios de confrontación, conoce a tu pareja y busca aquellas cosas o situaciones en las que son un complemento perfecto, y trabajen en aquellas que no son tanto.

El amor es un aprendizaje que se construye día con día, cuanto más si esa construcción se hace dentro del matrimonio, recuerda que los primeros años son la base de lo que debería ser una relación para toda la vida. 

 

Fuente:ritmoromantica.pe

 

 

 

 






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *