7 mitos que influyen en el pequeño inversor antes de iniciar

Imagen de rawpixel.com




Hacer caso a los condicionantes que otros ponen al ver que intentas invertir tu dinero, te lleva a tomar decisiones equivocadas y frustran tus deseos de ser económicamente independiente.

Por ejemplo, en España para la mitad de la población de clase media no es una prioridad invertir y muchas veces eso se debe a las creencias que tienen o a las que sus amigos, familias y entorno les imponen.

Así que revisa estos 7 mitos sobre inversión y finanzas personales que ya debes eliminar de tu cabeza si quieres comenzar a invertir.

1. Buscar inversiones rentables… pero seguras

Bien dicen que nada es seguro en la vida y esto no excluye a las inversiones. Cuando alguien quiere iniciarse como inversor tiende a buscar aquellas “seguras y rentables”, pero al momento de ponerse en marcha y ver que no es como pensó, se paraliza.

Si es tu caso, olvídate de las fórmulas de inversiones para obtener gran rentabilidad en poco tiempo y de forma segura, siempre habrá una cuota de pérdida que debes asumir si deseas ver frutos grandes en un futuro.

Además, debes tener claro que rentabilidad y riesgo van de la mano cuando inviertes, no obstante, cuanto menor sea la duda en una inversión, mayor retorno debes exigir.

Por eso, es bueno asesorarse y hacer inversiones diversificadas. También puedes invertir a largo plazo. Pero, recuerda que toda técnica al invertir no está exenta de riesgos.

2. Inversiones a largo plazo, pero ganancias, ¡ya!

Es un absurdo en el mundo de la economía. Todo aquel que invierte para construir empresa a futuro sabe que las buenas ganancias tardarán en llegar, pero serán las que sostengan sus finanzas.

La única forma de que obtengas ganancias inmediatas en una inversión a largo plazo, es que empieces vendiendo un producto de alta demanda. Pero apuesta a ser un inversor paciente y haz que tu comportamiento se adapte a los objetivos reales.

Al final, es mejor si inviertes a largo plazo que a corto. Uno de los beneficios de invertir a largo plazo es que no deberías preocuparte de que la bolsa suba hoy o baje mañana.

3. Las inversiones que merecen la pena son para los ricos

Esta es una de las frases más influyentes en los pequeños inversores, la cual frustra sus primeros pasos y termina por sacarlos del juego del dinero.

Pero es falso eso de que las grandes inversiones solo son para ricos, si no te convence, lee la historia de Warren Buffett.

Lo que ocurre en realidad, en este punto, es que cuanto más capital de partida tienes, mayores son las opciones de diversificar y también más riesgo de asumir a igualdad de condiciones.

4. Para invertir hace falta mucho dinero

Es una de las frases más repetidas por el pequeño inversor. Pero no es de preocuparse cuando conoces lo que la tecnología puede hacer por ti.

Hoy, los cambios en el modelo de gestión financiera permiten que puedas invertir con cualquier cantidad. En España, por ejemplo, hay fondos de inversión  con mínimos de entrada desde 200 euros y hay carteras modelo en las que puedes invertir desde 50 euros al mes e incluso menos.

Imagen de rawpixel.com

5. Para invertir hay que saber del mercado financiero global

Es falso y lo peor es que muchos pequeños inversores esconden su miedo a no saber del mercado financiero, en la legendaria frase: “no tengo tiempo para invertir”.

Aparte de que tienes miedo, denota que cuando piensas en invertir crees que es como el modelo visto en las películas. Lo cierto es que los cambios tecnológicos han hecho que invertir sea tan fácil como tomar 10 minutos de tu tiempo.

El mercado impacta, sí, pero depende la inversión que hagas. Ten en cuenta que no puedes moverte de acuerdo a la volatilidad del mercado.

Si quieres ser un inversor a largo plazo, de los que apuesta a comprar y mantener bonos en una cartera, lo que ocurra a corto plazo no debe importante demasiado.

De hecho, muchos inversores de éxito tardan incluso varios meses en volver a revisar su cartera porque saben que funciona.

6. Creer que no tienes mucho conocimiento del tema

Es un miedo infundado por quienes no han querido aprender de finanzas y también es habitual entre los pequeños inversores o emprendedores. No esperes tener el plan perfecto, sueña con un buen plan y llénate de conocimientos en el camino.

Hoy, ni siquiera es necesario saber de finanzas para invertir. Gracias a servicios de carteras modelo, se puede acceder a una diversificada, a costos asequibles creada por expertos en inversión.

7. Invertir es solo para personas numéricas

Las crisis económicas han demostrado que la inversión no solo involucra números y lógica, las emociones juegan un papel clave, y es importante controlarlas para acertar en buenas inversiones.

La economía conductual ha demostrado que los errores vienen por el sesgo de hacer una contabilidad mental, no por una equivocación de números. Lo ideal es aprender a controlar las emociones y ponerlas atu favor al momento de invertir.

 

Fuente: ennaranja.com

Pinea esta imagen en Pinterest!






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *