Compra para alquilar y genera ingresos pasivos

Imagen de freepik.es




Si te gusta la idea de generar ingresos pasivos para alcanzar independencia económica, debes tomar en cuenta que invertir desde ahora en activos, es fundamental.

Recuerda que solo serás libre financieramente el día que no tengas que trabajar obligado para poder tener ingresos, y para lograrlo, tus ingresos pasivos deben superar lo que ganas en un empleo o autoempleo.

Como tú, son muchas las personas que sueñan con poder vivir sin trabajar antes de los 35 años de edad, y algunos ven en la compra de viviendas o pequeños departamentos un medio para conseguir ese objetivo.

A nosotros nos parece también buena idea. Por eso, hoy te enseñaremos por qué es rentable invertir en inmuebles para alquilar, así que toma nota.

La renta que genera una vivienda alquilada es un ingreso pasivo muy bueno porque no necesita tu presencia física para producirlo ni para cobrarlo. Una vez alquilas un inmueble, el monto a cobrar te llegará a una cuenta bancaria, casi sin tener que hacer nada.

Pero, ¿realmente pone el dinero a trabajar para ti?

De acuerdo con inversionistas experimentados, comprar un inmueble para alquilar es un comienzo prometedor.

Entonces, sí es una excelente forma de poner el dinero a trabajar para ti, sobre todo para salvaguardar el capital, ante los retrasos en el pago de los plazos fijos o una caída de la bolsa.

Las inmobiliarias están teniendo un nuevo repunte que deja atrás las cifras de hace 5 años, lo cual está dando argumentos a los inversores para sumarse al negocio de comprar y alquilar.

Todo se ve muy bien, pero te preguntarás ¿Cómo se revaloriza tu dinero? Tienes dos opciones: colocarlo en un fondo inversión indexado, o reunir cantidades fijadas sobre el 20% de ahorro del monto cobrado y comprar propiedades más pequeñas como oficinas.

Es una dinámica que se retroalimenta y que hace que parezca un negocio redondo.

Sin embargo, todo en los negocios de inversión tiene sus ventajas y desventajas por lo que hay que tener cuidado con lo que se compra y dónde se compra. Trata de buscar inmuebles en una ciudad acogedora, con asesoría profesional.

No hay duda de que hay demanda y de que se puede sacar un buen dinero. Pero los tiempos también cambian y tienes que tomar previsiones.

Imagen de pexels.com

¿Qué tipo de inmuebles comprar?

Se recomienda comprar viviendas pequeñas de 45 y 70 metros cuadrados (1 o 2 habitaciones) porque dan más rentabilidad, con lo cual, sale mejor comprar dos vivienda pequeñas para alquilar, que una grande.

La localización es clave para que la demanda sea más alta, pues hay miles de candidatos que necesitan alojarse en la cuidad para trabajar o estudiar, y las referencias de ubicación son importantes. Busca barrios cercanos a una estación de metro o donde sea fácil tomar el bus.

Por otra parte, procura invertir con el enfoque en aumentar la tasa de retorno. Para ello, es esencial que la inversión inicial sea la más baja posible; las viviendas de herencia son las mejores porque los herederos querrán deshacerse del inmueble muy rápido y coger el dinero que les corresponda.

Las viviendas céntricas en edificios viejos sin ascensor, suelen ser una buena ganga para aquellas personas que están de paso en una ciudad, por lo que es un factor que importa mucho a la hora de decidir. Que no tenga ascensor afecta menos al precio del alquiler, así que desde el punto de vista del retorno de la inversión, merece la pena.

¿Es bueno tomar un crédito para iniciar en este negocio?

No es lo que recomiendan los expertos. Rentabilizar un inmueble en alquiler es posible siempre y cuando se adquiera con fondos propios.

Si piensas en endeudarte para hacer la operación, los gastos de la compra y los intereses representarán una reducción en el retorno de la inversión.

Olvídate de ver el inmueble como un comodín para pagar la cuota del banco. Recuerda que una recesión económica puede obstaculizar la demanda de alquiler y si eso pasa, ¿cómo pagarás la hipoteca?

Debes cuidarte de que los problemas económicos afecten el pago de la renta. Si la crisis arropa a los inquilinos, en lugar de tener un ingreso pasivo, conseguirás el efecto contrario al buscado.

En lugar de tener más libertad financiera, te convertirías en un esclavo de tu deuda.

Algunos economistas sugieren comprar locales ideales para montar restaurantes o cafeterías, que un inmueble para personas. Dicen que el retorno de inversión en muy lento, pero si tienes la liquidez, siempre es una buena opción.

La idea es que si tienes un cuarto desocupado, un pequeño estudio o una vivienda pequeña, pruebes alquilando para que empieces a entender cómo tener y administrar ingresos pasivos.

¿Tú qué opinas? ¿Comprarías un inmueble para alquilar como forma de obtener ingresos pasivos?

Fuente: ahorrocapital.com

Pinea esta imagen en Pinterest!






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *