Descubre por qué se producen los antojos

Imagen de unplash.com




El cuerpo es un sistema inteligente que indica si se encuentra bien o mal. Está diseñado para avisar cuándo hay que dormir, despertarse, comer y e incluso tiene la extraordinaria capacidad de en muchos casos, sanarse a sí mismo si está enfermo.

Es una súper computadora con muchas funciones perfectamente construida para no cometer errores, avisar cuándo algo no anda bien y para indicar cuando hay que atender una deficiencia o necesidad.

El antojo es una de ellas. Se trata de esa pequeña necesidad de saciar algo que hace falta, un mineral o nutriente que el cuerpo necesita y que definitivamente debe ser atendida cuanto antes para restablecer el equilibrio sano del cuerpo.

Contrario a lo que se cree el antojo no es algo que les sucede solamente a las mujeres embarazadas ni a las personas que se someten constantemente a dietas estrictas y regímenes complicados de alimentación.

El antojo es algo que le puede suceder a todo el mundo sin importar sexo o condición física y a continuación te diremos por qué:

1. Ausencia de una comida principal

La comida primaria o comida principal es la que va más allá de los alimentos conocidos, en otras palabras es aquella que nutre de adentro hacia afuera. Un ejemplo claro es cuando una persona no está satisfecha con sus relaciones de pareja, trabajo, estrés, una rutina inadecuada de ejercicios, y consecuentemente come por emociones. Al hacer esto, la comida se convierte en un sustituto de estas emociones y no en la comida principal que alimentará y causará saciedad.

2. Déficit de nutrientes

Es si no la primera, al menos la más importante causa de los antojos. Cuando no se come bien, el cuerpo presenta un déficit de vitaminas, vitalidad y energía que se verá reflejado en constantes antojos y la necesidad de estar comiendo a cada rato.

3. Falta de hidratación

O mejor conocida como la deshidratación, es otra causa importante que originan los antojos. Las personas suelen pensar que el agua no es importante pero un cuerpo bien hidratado no solamente lucirá mejor sino que además tendrá los nutrientes necesarios del agua para brindar saciedad y un buen equilibrio corporal.

4. Cambios climáticos

Aunque parezca increíble, los cambios en el clima generan una necesidad de energía en el cuerpo que varía de acuerdo a la estación del año. Por ejemplo, es normal que en invierno provoquen comidas con alto contenido calórico ya que el cuerpo necesita esta energía para poder soportar temperaturas muy bajas. Por ende, es recomendable alimentarse bien tomando en cuenta qué alimentos necesita el cuerpo en cada estación para poder hacer su trabajo bien.

5. Costumbrismo

Muchas veces pasa que a una persona se le antoja una pizza que comió hace apenas una semana. Esto es porque posiblemente estaba deliciosa y como el cuerpo tiende a querer repetir sensaciones de placer, se produce el antojo.

Es importante brindar al cuerpo el equilibrio que necesita para evitar que se produzcan estas causas que desencadenan en antojos. Por ejemplo, una dieta rica en alimentos dulces seguramente generará antojo por comidas como carnes y por esa razón, es mejor mantener un régimen alimenticio que contenga estos dos alimentos y así se evitará cualquier necesidad irracional que el cuerpo necesite.

Fuente: Okdiario.com

 






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *