¿Padeces de diabetes? Cuidado con la diabulimia

Imagen de pexels.com




Aunque no es una condición reconocida como patología en medicina, en Reino Unido sí han tomado sus síntomas en serio y el gobierno ha aprobado 1.5 millones de dólares a un grupo de científicos con el objetivo de que lleven a cabo un plan de tratamiento eficaz para las personas con este peligroso desorden alimenticio.

La diabulimia es un trastorno que presentan personas con diabetes tipo 1, que temen de inyectarse la dosis de insulina necesaria porque aumentarán de peso.

El término se deriva de la combinación de palabras diabetes y bulimia, una enfermedad diagnosticada con mayor frecuencia en chicas adolescentes.

Pero, ¿por qué la diabulimia es un trastorno peligroso?

De acuerdo con investigaciones hechas por especialistas en Reino Unido, los diabéticos deben tomar serias precauciones, ya que es una condición que pasa desapercibida, y en vez de detectar sus síntomas a tiempo, se tiende a tildar al diabético de “incumplidor”, dejando de lado el factor psicológico.

Los pacientes insulinodependientes creen que si la usan poco no aumentarán de peso, pero lo cierto es que si no la usan de manera adecuada aumentará el nivel de azúcar en la sangre, lo que provocará graves trastornos de salud como daños en los riñones y en el sistema nervioso o ceguera.

Destacan los especialistas en que esta enfermedad es crónica y acompañará al paciente durante toda su vida.

Imagen de Diabetesdietas.com
¿Y qué hay del miedo a engordar?

“Me veo extremadamente enferma”, declaró Zohra Allana, una paciente diabulímica de 25 años, mientras se miraba en un álbum de fotos cuando era niña, durante una entrevista a la BBC radio.

Ella estuvo al borde la muerte porque decidió reducir la dosis indicada de insulina por miedo a engordar. Y es que este el principal detonante de la diabulimia: el miedo.

A Allana le diagnosticaron diabetes tipo 1 cuando tenía 19 años. De acuerdo con la teoría médica, la diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune e irreversible y quiénes la padecen necesitan de la insulina para mantenerse con vida.

Lo peor del caso es que los expertos en diabetes y salud mental consideran que al menos 40% de los pacientes ya la restringen o reducirán su dosis de insulina en algún momento por su “miedo a engordar”.

Al principio era “comer, inyectarme e ir a la universidad. Pero cuando me di cuenta de que estaba aumentando de peso por culpa de la insulina, empezaron los problemas”, comentó Allana.

En el hospital South London y Maudsley (SLaM), ingresaron a esta chica por diabulimia, aunque clínicamente no está reconocido.

Para la profesora Janeth Treasure, consultora del SLaM, citada en una nota de la BBC de Londres, sí es un trastorno que:

¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Responsable: luzbrisa.com Finalidad: envío de contenidos informativos de negocios, emprendimiento, superación y correos comerciales. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a [email protected] Para más información consulta nuestra política de privacidad.

“Estamos viendo cada vez más y más casos, pero como no ha habido suficiente colaboración y poder de maniobra entre las distintas clínicas de trastornos alimenticios y diabéticos, no hemos adquirido todavía los conocimientos suficientes para saber qué hacer”, indicó la especialista al medio de comunicación londinense reseñado en una nota de la revista aes.com. Los médicos británicos esperan usar la beca de 1.5 millones de dólares en el desarrollo de tratamientos específicos que ataquen este mal y se evite el desahucio del diabético, así como en planes de hospitalización para controlar los síntomas este trastorno alimenticio que estuvo a punto de acabar con la vida de Allana.

¿Y cuáles son los síntomas?

La diabulimia es un trastorno silencioso, el cual no mostrará síntomas fáciles de reconocer como: los vómitos, excesivo ejercicio o el no comer.

Según los reseñado en una nota del siglodedurango.mx, el paciente de diabulimia no tiene conciencia del problema que presenta, por eso es que la mayoría de los médicos los tratan de diabéticos “incumplidores”.

Sin embargo, se trata de un problema psicológico crónico que afectará tanto a la persona hasta matarla.

Las señales de que un diabético padece diabulimia son:

  • Hemoglobina glicosilada alta.
  • Hospitalizaciones frecuentes por cetoacidosis diabética.
  • Menstruaciones irregulares o inexistentes.
  • Fluctuaciones de peso inexplicables.
  • Preocupación excesiva por su peso e insatisfacción con su imagen corporal.
  • Malestar al tener que ponerse insulina ante otras personas.
  • No es constante en las citas con sus médicos.
  • Depresión, ansiedad, cambios de humor y fatiga.
Imagen de adelgazas.com
¿Hay maneras de ayudar?

Sí las hay y son 100% emocionales. Lo primero es que si es mujer no las juzgues, ni la acuses por no inyectarse su dosis diaria de insulina.

Las mujeres son las más afectadas cuando, además de los síntomas, sufren a causa de su baja autoestima.

Es necesario ayudarla a tomar conciencia de que por su salud debe administrarse la dosis indicada de insulina y animarla a recibir consejos de un profesional.

Y si es hombre, procura darle cariño, mantenerse a su lado y motivarlo con sutileza para que no deje su tratamiento.

¡Pero hay esperanza!

De momento, solo en Reino Unido donde los expertos en diabetes y trastornos alimenticios llevarán a cabo (aún no se sabe la fecha), un proyecto piloto en la ciudad de Bournemouth, en el sur de Inglaterra, para casos moderados.

Estará dirigido a los casos como los de Megan Davison, una chica de 27 años que se suicidó padeciendo de este trastorno sin que su familia se diera cuenta.

En especial, a aquellas personas que tienen una complexión física normal, pero que aun así deciden no tomar la insulina.

La idea es crear conciencia en los pacientes para que hagan un balance sobre lo que es más importante: su vida o tener un cuerpo “perfecto”.

Fuente: revistaaes.combbc.comelsiglodedurango.com.mx

 

Pinea esta imagen en Pinterest!






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *