¿Por qué el anillo de bodas se coloca en el dedo anular?

Imagen de pexels.com




Sin duda alguna colocar el anillo de bodas en el dedo anular es una de las tradiciones de bodas más importantes que se equipara con el tradicional lanzamiento del ramo por parte de la novia para las solteras o la presencia de los padrinos de bodas en la iglesia.

Pero, ¿Cuál es el origen de esta tradición? ¿Por qué se coloca en ese dedo y no en otro? ¿Desde cuándo se practica? Las respuestas a estas interrogantes son más curiosas de lo que se cree y se remontan a hace varios siglos.

El dedo del anillo es el cuarto dedo de la mano izquierda. Se le conoce como tal porque es donde se coloca el anillo de compromiso y luego del casamiento, el llamado anillo de bodas. Por lo general esta pieza suele estar hecha de oro, plata o platino y suelen ser lisos, aunque en ocasiones llevan una leyenda grabada en la parte interior como los nombres de los novios, la fecha de matrimonio o una frase que identifique a la relación.

Ahora bien, el origen de esta costumbre tiene varias versiones, una de ellas reza que nació en China, país donde los dedos pulgares representan a la familia, los índices a los hermanos, los dedos medios a la persona como tal, los anulares a la pareja y el meñique a los hijos.

Cuando se juntan todos los dedos de ambas manos y se doblan los dedos medios hacia adentro, se podrán separar todos los dedos excepto los anulares, algo que según la filosofía china significa que las parejas están destinadas a estar juntas para la eternidad.

Imagen de unsplash.com

Otra hipótesis indica que esta tradición nació en el antiguo Egipto, específicamente en el año 2.800 a.C. Los egipcios lo consideraban como un símbolo de la eternidad, de hecho, empleaban paja o remaje para enlazar a sus esposas, envolviendo a la novia en los pies y otras partes del cuerpo como simbología de la unión.

Por otra parte, en la cultura griega se creía que en el dedo anular se encontraba una vena a la que denominaban la “vena amoris” que se consideraba estaba conectada directamente al corazón.

Existe otra versión mucho menos romántica afirma que su origen está en la antigua Roma, donde las personas solían intercambiar anillos para cerrar tratos y como la mayoría de los matrimonios se hacían por conveniencia entonces el anillo era una señal de este compromiso.

Por último, la versión religiosa y la que mayormente se conoce indica que esta tradición proviene de los cristianos, ya que según San Isidro, el dedo anular de la mano izquierda tiene una vena que se conecta con el corazón por lo que colocar el anillo en se dedo implicaba amor y concordia.

¿Mano izquierda o mano derecha?

Se dice que en el siglo XIII d. C., las mujeres casadas por la iglesia católica europea lo utilizaban en la mano derecha, de hecho, en muchos lugares del mundo como Austria, India, Grecia, Noruega, Ucrania, Venezuela, entre muchos otros, el anillo se lleva en la mano derecha también. Sin embargo, en países como Brasil, Turquía y Líbano, se lleva en la mano derecha hasta el día de la boda, y luego se coloca en la mano izquierda.

No importa cuál sea el origen de esta costumbre, lo importante saber es que independientemente de la mano en que se coloque o dónde se haya originado, es una tradición infaltable en las bodas y que simboliza la unión de dos personas eternamente.

 

Fuente-. culturizando.com






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *