¿Por qué son tan comunes las peleas entre abuelos y padres? Aquí las razones

Imagen de unsplash.com




Las discusiones entre abuelos y padres por los nietos son muy comunes, y a pesar de que estas discusiones son entre padres e hijos a veces se pueden tornar problemáticas, generando un conflicto familiar de importancia que perjudican las buenas relaciones que deben existir, saliendo al fin y al cabo más perjudicados los nietos. Estas luchas de poderes tienen patrones muy bien definidos, y a continuación te diremos cuáles son sus causas, y a su vez aportaremos las soluciones que puedes tomar en cuenta para que las discusiones entre abuelos y padres lleguen a ser cosa del pasado.

 
La brecha generacional no es cualquier cosa.

Uno de los argumentos por los cuales pueden pelear más continuamente padres y abuelos, es porque no llegan a acuerdos sobre la forma en que deben criarse los nietos. Los abuelos comentan que el tipo de crianza actual es muy permisivo, a diferencia de la del pasado donde había unos criterios más fuertes en cuanto a la disciplina, llegando incluso a considerar y practicar el castigo físico. Pero también surge lo contrario, algunos padres pueden tener un alto estándar de disciplina, y los abuelos son más débiles en las situaciones donde se debe exigir un mejor comportamiento. Por estas y otras razones surgen los problemas entre padres y abuelos. Seguidamente ahondaremos más en el tema.

 
Muchas veces el conflicto es por consecuencias del pasado.

En algunos casos, el conflicto que tienen los padres con los abuelos de sus hijos es una forma de reclamar por la manera en que ellos fueron criados o tratados en la niñez. Un artículo de la revisa Semana.com en su portal, indica que “las diferencias que se producen entre abuelos e hijos pueden ser una manera de reclamar acerca de su propia educación y no repetir lo que sucedió con ellos”. Esto puede ser incluso una razón de estudio, haciendo necesaria la terapia especializada para superar rencores, sanar heridas y superar las situaciones que pudieron haber sido dolorosas en la niñez de los padres.   

 
Criterios educativos.

Las necesidades académicas que tienes los hijos pueden ser percibidas de forma diferente por padres y abuelos. Los padres principalmente desean un colegio donde la calidad académica sea alta, que contribuya cognitivamente a que los hijos puedan tener acceso a universidades y que les brinde además herramientas de índole social, psicológicas y de adiestramiento en oficios. Los abuelos, en consonancia a su manera de pensar, tienen criterios muy diferentes, piensan por ejemplo que el colegio más conveniente para su nieto es el que esté más cercano, quizás tenga una mensualidad más baja, y no ven tan necesario que el nieto tenga tanta carga académica “al fin y al cabo en todos los colegios enseñan lo mismo”. Ante estas situaciones siempre debe prevalecer el criterio de los padres.   

Imagen de pexels.com
 
Los padres son los responsables.

Los abuelos nunca deberían desautorizar a los padres, mucho menos delante de los niños. Ante la ley y la sociedad los padres son los responsables de los niños y esto debe respetarse dentro y fuera del hogar, los abuelos ya tuvieron el privilegio de criar como mejor les pareció a sus propios hijos. Sin embargo, hay situaciones donde pudiesen manifestarse eventos violentos con los padres y los abuelos se pudiesen ver obligados a intervenir, esas son situaciones extremas que no suceden siempre, para los cuales la ley tiene sus procedimientos.

 
El valor del dialogo.

Ante las circunstancias adversas el dialogo es la mejor opción, por lo tanto, siempre se debe insistir en el diálogo como el medio ideal para dirimir cualquier acontecimiento. Si la situación es insostenible, se debe buscar la ayuda de algún terapista familiar que les ayuda a solucionar cualquier diferencia. Como se mencionaba anteriormente, es importante detectar si la causa del conflicto son las diferentes ópticas que se tienen sobre la crianza de los nietos o es producto de algún conflicto preexistente que no se ha resuelto.

¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Responsable: luzbrisa.com Finalidad: envío de contenidos informativos de negocios, emprendimiento, superación y correos comerciales. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a [email protected] Para más información consulta nuestra política de privacidad.

 
El valor del ejemplo.

Padres y abuelos participan juntos en la crianza de los hijos, por supuesto que el rol protagónico es el de los padres, pero si los niños observan conflictos dentro del hogar, no debemos esperar que estos niños durante la misma niñez, su etapa adolescente, juvenil y adulta, no sean también promotores de conflictos. Es por ello, que siempre ante el escenario de que se genere una discusión entre padres y abuelos, se tenga la madurez necesaria para solventar la disputa sin que eso signifique un mal ejemplo para los más pequeños.

 
Respeto por los roles.

Por supuesto que el papel de los padres es esencial, pero eso no desmerita el valor de los abuelos en la familia. Por lo tanto, padres y abuelos deben trabajar para que cada miembro de la familia respete su lugar y ayudarse mutuamente en fortalecer su puesto ante los más pequeños.

 

Fuente: semana.com

  






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *