¿Qué hacer si usan tu tarjeta de crédito de forma fraudulenta?

Imagen de unsplash.com




Si te ha llegado un aviso sobre algún pago que no habías realizado, no es una situación rara, ni eres el único al que le ha llegado este tipo de mensajes.

Un estudio publicado en la web: ennaranja.com indica que en España hubo un año en el que se registraron 886 mil operaciones fraudulentas con tarjetas de crédito, por un importe de alrededor de 56 millones de euros, según los datos del Banco de España.

Aunque es una cifra baja comparada con la cantidad de tarjetas en circulación, el promedio es de una operación fraudulenta al año por cada 100 tarjetas. Eso no te excluye de sufrir un uso fraudulento, pues debes estar atento a las compras por internet, allí es donde se registran más fraudes.

Las incidencias se producen cuando se accede a webs fraudulentas que tienen la apariencia de las webs originales, y lo que ocurre es que luego de hacer el pago con la tarjeta, no se recibe el producto.

Si te ha pasado, toma nota de estos consejos para evitar otro uso fraudulento, y si aún no has pasado por ese mal rato, igual apúntalos para que no te pase.

– Avisa al banco y cancela la tarjeta

Este es el primer paso a dar cuando ves un cargo en la tarjeta que no has realizado. Con esta llamada o mensaje procedes a bloquear o anular la tarjeta para que cualquier pago que se realice, a partir de ese momento, sea denegado.

Solo después de bloquear o anular tu tarjeta presentas la denuncia en la comisaría para que la policía actúe sobre el fraude. Por último, tienes que ponerte en contacto con tu banco para notificar los cargos de la tarjeta que no has realizado y hacer las gestiones necesarias para que te reintegren los importes de las operaciones.

Recuerda que no es lo mismo un robo de tarjeta que un duplicado, y en ese caso, debes tomar en cuenta las leyes de servicios y pagos de tu país, porque algunas dictan que hay una responsabilidad del titular de la tarjeta cuando se produce un uso fraudulento, en función de si la operación fraudulenta se realiza tras  un duplicado de la tarjeta, o si es consecuencia de un robo o extravío.

El banco solo te devolverá el importe total de la operación si hubo una duplicación de tu tarjeta de crédito de la que no estás al tanto y luego de verificar que los cargos fueron efectivos. Por el contrario, si te roban o pierdes la tarjeta, serás el responsable de los gastos realizados hasta que lo comuniques.

Ahora, en caso de que sea fraude por compras en línea, tienes que tomar en cuenta los siguientes puntos.

– Comprueba la dirección del sitio web

Si has sido víctima de fraude comprando por internet, presta atención a la dirección URL, hay que fijarse que esta comience siempre por HTTPS y comprobar a dónde te redirige al pasar a la sección de pago.

No confíes en las ofertas que recibes a través de las redes sociales, ve siempre a la página del fabricante si quieres adquirir algún producto para asegurarte de cuál es el precio real.

Revisa los comentarios que los usuarios hacen de ese comercio y comprueba si no te redirige a webs sospechosas. Los expertos recomiendan que si estás seguro de que el contenido es fraudulento, debes reportarlo como inapropiado.

Imagen de rawpixel.com

– Antes de comprar asegúrate de que la web es legal

Revisa la información legal de la web siempre que vayas a comprar, ya que normalmente son páginas que no especifican las condiciones o la información no es clara.

Asegúrate que tengan políticas de retención de dinero si el pago es electrónico e intenta entender su política de devoluciones, si la tienen. Es importante que protejas la compra de estafas, en cuanto el envío y posible devolución del producto.

– Comprueba si hay sellos en caso de pago electrónico

Debes saber cómo contactar al comercio en caso de controversia.  Y verificar que la web contiene el sello Paypal Verif, o Verising Trusted para hacer un pago seguro por internet.

Revisa también que al pasar a la sección de pagos, el portal utilice al menos tres de las medidas de seguridad: clave, firma, tarjeta de coordenadas, sms, contraseña, token o huella dactilar. Procura no dar todos los datos de la tarjeta, a menos que sea un sitio web de confianza.

No te dejes llevar por los precios bajos, muchas veces es un gancho de las webs sospechosas. Si quieres mantener controlados los pagos con la tarjeta de crédito, es aconsejable revisar periódicamente los cargos y activar un servicio de aviso por mensaje de los gastos realizados con la tarjeta, con el fin de detectar cualquier fraude a tiempo.

Fuente: ennaranja.com

Pinea esta imagen en Pinterest!






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *