Supera una ruptura amorosa haciendo estas terapias

Imagen de freepik.es




Tener una relación de pareja es una meta de vida. Estudiar una carrera, ser un profesional exitoso, tener hogar propio, hijos, o tener el automóvil de los sueños son solo algunos de los planes que se le asemejan.

Nadie sueña con morir solo, todos alguna vez en sus vidas han soñado con pasar los últimos años de sus vidas al lado de ese ser amado, ese ser con el que se compartió toda una vida entera y que estuvo tanto en los buenos momentos como en los no tanto.

Cuando se conoce a alguien especial, intrínsecamente se visualiza como ese compañero de vida ideal, como ese candidato perfecto para construir una familia y un hogar juntos por muchos años más.

Pero si por alguna razón este proceso de vida se interrumpe por una ruptura, ya sea por la parte propia o por la parte contraria, se produce un gran dolor interno, emocional, que muchas veces hace mella en la tranquilidad de quien los padece.

Y aunque cada caso es distinto, hay un denominador común en toda ruptura amorosa: el dolor, el dolor de un corazón roto, de un alma rota y de sueños heridos que impiden ver las cosas con claridad y que en el peor de los casos hacen de la persona que los padece un mar de lamentos y de encierro en el dolor.

Tener el corazón roto genera mucha pena, al respecto el sitio web bbc.com cita en uno de sus artículos a un psicólogo conductista que define al corazón roto, como “un estado provocado por una pérdida emocional devastadora. Si bien es diferente para cada uno de nosotros, el sentimiento intenso de tristeza, pena y la sensación abrumadora de que nunca vamos a poder superar el dolor es común (en todos los casos)”.

Sin embargo, por más trágico que parezca hay solución. Por más doloroso que sea el proceso, hay luz al final del camino y hay mil posibilidades de continuar adelante y por supuesto, de superar ese inmenso dolor generado por la ruptura.

Imagen de freepik.com

¿Cuáles terapias son más efectivas para superar una ruptura?

Dependiendo de cada caso y de la intensidad de los mismos, se podría superar una ruptura realizando estas terapias:

1. Terapia del llanto

Llorar, llorar y llorar cuantas veces sea necesario. Sacar el dolor, compartirlo con los demás sin que queden lágrimas es una, por no decir la más efectiva, terapia para superar el dolor de una ruptura. Es, el primer paso a llevar a cabo para eliminar el dolor y encaminarse a una recuperación.

2. Terapia de la escritura

¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Responsable: luzbrisa.com Finalidad: envío de contenidos informativos de negocios, emprendimiento, superación y correos comerciales. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a [email protected] Para más información consulta nuestra política de privacidad.

Una vez pasado el llanto, llega el momento de expresar esas cosas que quizá no se pudieron decir antes. Escribir, es una de las más recomendadas. Podría ayudar a ver las cosas de una manera más objetiva y a enlistar las cosas buenas y malas de la ruptura.

3. Terapia de la ocupación

Mantenerse ocupado, no es olvidar el dolor ni la ruptura. Es simplemente ocupar la mente en otras actividades mientras se va viviendo el duelo de una ruptura. Es, quitar la atención de vez en cuando de ese proceso, un recordatorio de que la vida continúa y existen otros elementos en ella que vale la pena experimentar.

4. Terapia del positivismo

No se trata de hacerse de la vista gorda de lo que se está viviendo. Tampoco es autoengaño, es, recordarse que a pesar de las circunstancias, vale la pena ser positivos. De todo lo malo se aprende y con un poco de tiempo, se comprenderá que romper la relación, era lo mejor.

5. Terapia de la responsabilidad

Hay que evitar a toda costa de caer en el papel de víctimas, no culpar ni castigar. En lugar de aportar algo positivo hará que se produzca un sentimiento peor. Racionalizar en primera instancia y aceptar que hubo cosas buenas pero también malas y asumir las responsabilidades de cada una de las acciones hará que se supere más rápido la ruptura.

6. Terapia de vivir en el presente

Lo que pasó, pasó, no hay que perder tiempo mirando al pasado. Las cosas ya están hechas y no cambiarán. La persona debe entender que actuó como lo hizo porque en ese momento creyó que era lo mejor y porque simplemente así lo permitió su nivel de conciencia.

7. Terapia del yo primero

Por último y no por eso menos importante, pensar en sí mismo. Regalarse un tiempo a solas, de duelo, pero sin abandonarse por completo. Dejarse ayudar por los amigos, cambiar de look o incluso viajar solos son algunas actividades ideales para estar en paz y dejar los recuerdos más dolorosos, como lo son, recuerdos de una etapa vivida y superada. La vida continúa y no se puede dejar todo por una ruptura. Aceptar, aprender de los errores para no repetirlos y continuar.

Fuente: drromeu.net

Pinea esta imagen en Pinterest!






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *