Todo lo que hay que saber para tener buenas relaciones con tus compañeros de trabajo

Imagen de pexels.com




Cualquier trabajador aspira, no solamente recibir un pago justo por su responsabilidad laboral, sino también contar con un buen ambiente de trabajo que haga más amena su jornada laboral, al fin y al cabo, los compañeros de trabajo pasan a ser nuestra segunda familia, incluso, podemos pasar más tiempo laborando que con nuestros conyugue, hijos, padres, hermanos. Por lo tanto, es imprescindible saber cómo podemos alcanzar ese nivel ideal de camaradería, cosa que no siempre es fácil. A continuación te explicamos cómo puedes tener buenas relaciones con los compañeros de trabajo.

El poder de lo que dices y cómo lo dices.

Nuestra lengua puede construir, pero también destruir. Debemos cuidar todo aquello que decimos, y sobre todo cómo lo decimos. Una jornada laboral siempre es un caldo de cultivo especial para crear conflictos, porque están conviviendo diferentes tipos de personas, con crianzas diferentes, formación profesional distintas, y muchas veces esa convivencia se hace bajo presión, razón por la cual no debemos permitir que el estrés del trabajo nos haga decir cosas dolorosas que pueden afectar el buen ambiente que debe existir. Recuerda, es importante siempre decir lo que pensamos pero de la mejor forma posible. Por más difícil que sea, procuremos no salirnos de nuestras casillas.

¿Piel de cocodrilo?

Muchas veces en entornos laborales complicados debemos cubrirnos de una coraza que impida que los conflictos o circunstancias adversas puedan afectar nuestro ánimo. En el trabajo podemos recibir un trato descortés que puede complicar nuestras relaciones laborales, para estos casos es importante que de todo lo que nos digan consideremos lo bueno y desechemos lo malo. Nosotros podemos controlar lo que decimos, pero no lo que dicen los demás, sin embargo, eso no nos impide controlar el efecto que las palabras que los demás dicen tienen sobre nosotros. Tratemos de mantener, al menos por nuestra parte, un buen ambiente laboral.

No supongas.

Una de las cosas que más puede dañar las relaciones laborales es el hecho de “suponer”, porque lamentablemente casi siempre lo que suponemos pensamos es verdad. En nuestros trabajos casi siempre creamos patrones mentales donde nos transformamos en una especie de adivinos sobre los pensamientos de los demás y las causas que impulsan esas acciones. En el periódico elcomercio.pe citando un texto referente a las relaciones laborales, se nos expresa que “si tienes alguna duda sobre cierta situación, atrévete a aclararlas.” No debemos tomar una actitud pasiva en cuanto a la aclaración de situaciones confusas, el hecho de aclarar las cosas no nos hace más problemáticos. Mientras más transparentes sean las relaciones laborales, más eficientes seremos en la organización, y por supuesto en el hecho de mantener un buen ambiente laboral.

Imagen de unsplash.com

Te gusta lo que haces y con quienes lo haces.

Quizás este es uno de los puntos más difíciles de cumplir, porque muchas veces trabajamos más por necesidad que por gusto, pero que maravilloso es cuando logramos ocupar nuestro tiempo en algo que nos apasiona. Está comprobado que un trabajador que ama lo que hace va a tener un mejor rendimiento laboral y por supuesto estará más contento con sus compañeros de trabajo. En cambio, muchas personas que están insatisfechas con lo que hacen, expresan su frustración a través de los conflictos laborales. Es por ello, que te recomendamos siempre hacer todos los esfuerzos posibles para trabajar en lo que te gusta.

¿Un traspié en el camino? ¡Supéralo!    

En nuestro trabajo no todo siempre saldrá como lo esperamos, es por ello que debemos prepararnos para el fracaso. Quizás cuando las cosas nos salgan mal, tendremos compañeros que pueden disfrutar de nuestros fracasos, pero eso no nos debe hacer caer. Así como puede haber detractores, de la misma forma habrá personas de las que recibiremos apoyo. Ante situaciones difíciles, no solamente nuestras, debemos mantener la serenidad y saber que las cosas siguen adelante, ya habrá tiempo para superar los problemas.

¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Responsable: luzbrisa.com Finalidad: envío de contenidos informativos de negocios, emprendimiento, superación y correos comerciales. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a [email protected] Para más información consulta nuestra política de privacidad.

Pensamiento colectivo sobre el individual.

Aunque pueda ser complicado, tendremos éxito en nuestras relaciones laborales si colocamos el pensamiento colectivo sobre el personal, es decir, que valoremos el trabajo en equipo y como el éxito de uno al fin y al cabo será el éxito de todos dentro de la organización. Nadie es una isla, y mucho menos en una empresa, razón por la cual es importante  tener una conciencia plena de lo enlazados que estamos en todas nuestras acciones y decisiones.

Los zapatos del otro.

Todos tenemos ciertas motivaciones que nos llevan a actuar de manera correcta o incorrecta, y en los trabajos estas situaciones son más evidentes, por lo tanto nuestra misión debe ser tratar de entender las razones por las cuales los demás actúan de la forma en que lo hacen. La empatía es fundamental para entablar relaciones laborales sólidas.

Un ambiente positivo de relaciones interpersonales es esencial para lograr el éxito empresarial e individual como trabajador, siempre y cuando tengamos eso presente, más fácil será que integremos un equipo de trabajo sólido y victorioso.  

 

Fuente: elcomercio.pe

 






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *